jueves, enero 04, 2007

LA COTA DE MALLA 2: ¿CONSEGUIR HERRAMIENTAS ALGO SENCILLO? JA!

Tras haberte lanzado con éxito a por la idea de hacer una cota de malla con "excelentes aclamaciones" por parte de tus allegados, llega la hora de convertir el sueño en realidad.

-----------------------------------------------------------------
RETO 2.0

Conseguir todo ese montón de cacharros que nos facilitará la ardua tarea de hacer con el alambre todo lo que nos plazca.

Material necesario:

1- Maderas
2- Carrito indefenso
3- Corta alambre
4- Alicates de punta curva
-----------------------------------------------------------------

Lo primero que tenemos que conseguir es un bastidor; este cacharro nos servirá para hacer muelles enrollando el alambre.

Para ello pillaremos la madera que tengamos más a mano (no, la del escritorio o la puerta del armario no sirve) y la troceamos cual Jack el Destripador hace con sus víctimas (como podéis observar, yo también hice una carnicería con la madera manchándolo todo de rojo) CON UN HERMOSO SERRUCHO ¿que porqué recalco esto? pues por que cortarla con la sierra de metal no sirve, ¿a que a vosotros no se os había ni pasado por la cabeza? a mí tampoco, no os penséis mal...(mentira).

Después, si no nos hemos dejado llevar por el entusiasmo nos quedarán tres maderas las cuales tendremos que unir para hacer algo parecido a lo de la foto. Por último queda hacerle un agujero con el taladro (abstenerse de hacerlo con los dedos, no podréis) para que pase la barra de acero y listo.

En segundo lugar y como tarea más complicada tenemos que conseguir una barra de acero, a ser posible de 8 mm; esta hermosa barra aparte de servirnos para atizar a quien nos plazca nos servirá para enrollar el alambre sobre ella.

¿Y como conseguimos la dichosa barra? Gracias a la gran sabiduría de mi maestro AxilArmero, la tarea fue relativamente sencilla. Lo primero que hay que hacer es secuestrar a un indefenso carrito de la compra, para ello tenemos dos opciones, o bien lo chorizamos directamente del supermercado más cercano, eso sí, comprando por lo menos 4 packs de botellas de agua para que no se note mucho, o bien nos damos una vuelta por los descampados hasta encontrar a un pobre carrito perdido de la manada; en mi caso yo ya tenía secuestrado a uno desde hacía tiempo así que este primer paso me lo ahorré, tan solo faltaba amputar.

Repetimos la operación de destripe pero esta vez con el carrito, para ello conseguimos una sierra de metal, y nos dirigimos hacia el carrito con mirada asesina y ¡a cortar!. En el caso que cortéis la primera barra que os de buena espina como yo, fallareis, y es que el carrito sabe que va a morir, así que no está dispuesto a ponernos las cosas tan fáciles, nos engañará una y otra vez con tal de complicarnos nuestra tarea.

Tras conseguir localizar a ciencia cierta la barra necesaria, empezamos a cortar, cuando de repente... giras la cabeza para ver tirado en mitad del suelo una barra de lo que parece ser 8 mm con una longitud de 1 metro de largo, ¡más que suficiente! así que sin pensarlo dos veces, coges la barra de 8 mm subes a casa y con mucho entusiasmo se lo comentas a tu madre, la cual con mucha alegría te dice que nanai de la china, que esa barra es de una cuna que guarda desde hace 20 años y que no la voy a destripar como al carro U_U. Tras esta batalla perdida (las féminas de mi familia siempre se salen con la suya, de momento vamos 2-0) te diriges a terminar lo que empezaste y terminas de amputarle otra barra de acero al carrito, y ya que estás le amputas otra que tiene forma de L para hacer de manivela.

Cuando ya tenemos las dos barras de acero lo más aconsejable es ir al herrero más cercano para pedirle que te las suelde y que le haga un agujerito para que pasa el alambre que queremos enrollar, otra opción más económica consiste en hecharle morro y enganchar a alguien de confianza para que te lo suelde, pero como en mi caso no dispongo de soldadores cercanos... Si todo sale bien os quedará algo parecido a lo de la foto.

En tercer lugar tenemos que conseguir un par de alicates con punta curva y un corta alambres.

La cosa es sencilla, nos dirigimos a la ferretería más cercana o bien al típico Leroy Merlín o AKÍ, localizada la sección de los alicates buscamos un par de alicates con punta curva, a ser posible uno de ellos con muelle para que se abran, y ya que estamos nos hacemos con un corta alambre DE CALIDAD, y de calidad no significa uno de 8€ como el mío porque aparte de que o dejaréis el brazo y la mano cortando alambre os puede pasar cosas tan increíbles como que se os rompa el alicate de acero cortando alambre galvanizado!!! Increíble pero cierto, sobre todo cuando tallado en el alicate pone 10 anys warranty... en fin. Un corta alambre de muy buena calidad es de la marca Bost, 117.29 de 180 mm, pero si queréis el mejor es de la marca knipex, se llama cobolt y su referencia es 71 02 200.

Tras obtener las herramientas aprovecharemos la visita que le haremos al herrero para pedirle que nos lime las estrías internas de los alicates, ya que sinó haremos unas marcas muy hermosas en cada anilla de nuestra preciada cota y creerme que por muy hermosas que sean no os gustarán nada.

Obtenidas todas las herramientas tan solo nos queda ponernos manos a la obra.


PD: Si algo no os cuadra es porque faltan unas cuantas fotos de mis cacharros por poner :P

4 comentarios:

Axil dijo...

¡Fotos, hacen falta fotos!

Hazte con el knipex si puedes, es una herramienta fabulosa. El mío cortó todo el alambre de un lorigón, después lo he usado para cortar remaches de 4mm como si fueran papel, y sigue cortando anillas sin problemas.

Hazte siempre con herramientas de calidad (que no tienen por qué ser las más caras del mercado), merece la pena.

Parafraseando a Pratchett: un buen taladro hará agujeros perfectos durante 10 años. Un mal taladro, que cueste la quinta parte, se romperá al cabo de un año. Y tendrás que comprar otro. Y otro, Y otro... al final, te habrás gastado el doble de dinero y, además, siempre te habrán salido mal los agujeros.

Por cierto, si finalmente vas a querer lanzarte al proyecto del spangenhelm, no sería mala idea que fueras planteándote qué herramientas necesitas y cómo conseguirlas. Más que nada porque duele menos soltar algo de pasta poco a poco, que soltarla toda de golpe.

Raian dijo...

La familia del carro aun debe estar buscandolo... vil secuestrador...

Anónimo dijo...

¿La mirada asesina hace falta?

leandro dijo...

y...digo, que alambre uso? ya que yo me compre 12 metros del galvanizado y lo unico q puedo cortar es las ganas de seguir intentar cortarlo jajaja